Taller: Como hacer jabón casero de forma fácil

jabón casero

jabón casero

Antes de nada, advertir que este taller solo lo podrían hacer los niños acompañados de adultos y vigilando que cumplen con las medidas estrictas de seguridad, ya que se va a trabajar con sosa cáustica que es muy corrosiva, y si no se manipula con cuidado pueden suceder accidentes de quemaduras o intoxicaciones por inhalación de gases.

 

Ingredientes:

1 lt. (914 gr.)  de aceite de oliva usado
325 ml. (325 gr.) de agua
140 gr. de sosa cáustica

MODO DE PREPARACIÓN:

En primer lugar vamos a hacer la parte en la que tenemos que tener más cuidado, mezclar la sosa cáustica con el agua, para ello lo haremos de la siguiente manera:

  • Buscamos un sitio abierto, ya que la mezcla va a producir gases.
  • Un bol preferiblemente de cristal, ya que la sosa es corrosiva.
  • Nos equipamos convenientemente con guantes, mascarilla y gafas.

Una vez que ya lo tenemos todo preparado, echamos en el bol de cristal (barro….) el agua y a continuación la sosa cáustica (la echamos toda, pero no de golpe salpicado, si no despacio) y removemos hasta que se deshaga bien. Notaremos un desprendimiento de calor del recipiente, es debido a la reacción química que se produce. Apartamos la mezcla y la dejamos enfriar unos 30 minutos (esto es necesario porque si no costará más trabajo luego conseguir que el jabón cuaje).

Mientras se enfría la mezcla, colaremos el aceite de oliva usado con una media de calcetín para quitarle todos los posos que tenga. Si en este procedimiento perdierais volumen o peso, añadirle de otro aceite que aún tengáis para gastar, es fundamental que las medidas no varíen.

Nota: Al agua podíamos haberle echado agua de azahar o algo similar para darle olor, si se hace que el volumen no varíe, es decir lo que le echemos de agua de azahar es lo que le echamos de menos en agua.

Bueno ya lo tenemos todo preparado, echamos el aceite un recipiente (un cubo o barreño de plástico nos puede servir) a continuación echamos la mezcla de agua y sosa (la echamos toda, no hay que ir incorporando poco a poco), con cuidado sin salpicar.

Y con una batidora de brazo la batimos durante 3 minutos aproximadamente o hasta que veamos que al sacar la batidora lo que chorrea se queda dibujado sobre la mezcla, esto nos da la información de que el jabón a cuajado.

Ya tenemos el jabón preparado, ahora lo echamos en los recipientes que hayamos elegido para darle forma, no importa el tamaño porque luego lo podremos cortar en trozos más pequeños, nos puede valer cualquier molde; de silicona, cristal, plástico, aluminio.

A continuación sellamos los moldes con film transparente y los tapamos con un trapo o toalla, dejándolos al abrigo durante 24 horas.

Transcurridas las 24 horas, desmoldamos el jabón, si vemos que aun no está duro, es mejor dejarlo un día más antes de cortarlo. Cuando lo tengamos cortado lo ponemos (sin apilar) sobre un plástico y lo dejamos 30 días que será el periodo de saponificación antes de usarlo. (La saponificación es un proceso químico por el cual un cuerpo graso, unido a un álcali y agua, da como resultado jabón)